A. PLÁST., Escultura|30/04/2012 12:00

Marcel Duchamp : -Como entender el arte de hoy- .”Fontaine”

 

Muchas preguntas se hacen  hasta ahora, de la dirección que toma el arte contemporáneo. Pero la pregunta más usada por el espectador es : - ¿ A esto lo  llaman arte?. Esto lo hago yo también-.  Me pongo en su tesitura y pueden tener razón , aunque intento decirles ,  que el arte no deja de ser una “experiencia visual”. Hemos  de tener experiencia, estudiar   o haber conocido el rumbo del arte hasta ahora. Pero muchas veces pienso que el arte es una gran mentira. Y para pensar esto , no hay mas que leer, ver las obras de  Marcel Duchamp , el artista que dio una vuelta de tuerca al arte en el siglo XX.

No me atrevo a  escribir sobre él, porque todavía es proyecto enigmático de estudio. Aunque si me gustaría describir, que este hombre hizo del arte una autentica patraña. Un mensajero del anti-arte. Despreciaba las trayectorias artísticas , se reía de los profesionales de este campo, intentando crear un halo de múltiples significados en su obra  por la complejidad que los críticos deshilachaban de la misma. A esto se le puede definir como la corriente  DADÁ ( que  se caracteriza por rebelarse en contra de las convenciones literarias y artísticas y, especialmente, por burlarse del artista burgués  y de su arte).

Su obra sigue siendo un rompecabezas para artistas e historiadores. Fue él, quien aportó las respuesta más radical a los cambios impuestos en el mundo del arte. Me quedaré con esta cita «El arte tiene la bonita costumbre de echar a perder todas las teorías artísticas». Marcel Duchamp.

En este artículo me centraré en la obra “Fontaine”. Quizás sea la más polémica dentro del siglo XX , por el desinterés y la controversia que trajo consigo esta pieza que encaminó al arte a una destrucción total. Por destrucción total , me refiero a la complejidad  de lo -conceptual- de las obras  de hoy en día.

Fontaine” (la fuente) lo denomina Duchamp como un “Ready -made”( objeto sacado de su contexto original  y convertido en arte, construido para forzar al espectador a pensar).Una característica importante de los ready-made son las pequeñas frases inscritas ocasionalmente en cada obra. La oración en vez de describir el objeto como un título pretende llevar la mente del espectador hacia otras regiones, más verbales. Pues bien ; partiendo de aquí, Duchamp construía estos objetos , no con la intención de mostrarlos al público, sino como divertimento  o sarcasmo . Siempre quiso dejar en claro , que la elección de estas obras nunca fue dictada por deleite estético. La elección estaba basada en una reacción de indiferencia visual con una total ausencia de buen o mal gusto. De hecho, una completa anestesia.

Pensó: para romper con todos los valores tradicionales del arte, debemos empezar por lo elemental. Así, debemos deshacernos de los dos principios más básicos del arte: la belleza y la artesanía. Los ready-mades al fin respondían a su pregunta ¿Puede hacer uno obras de arte que no sean arte?.

Dejó claro que hay tres tipos de Ready-made : Puro (el artista toma un objeto y lo deja como está). Rectificado (se hacen varias operaciones sobre un objeto); y Asistido (en el cual un objeto toma sentido cuando es asistido por otra persona que no es el artista.). En este caso” Fontaine ” es un ready-made Rectificado.

Duchamp se fue a EE.UU. con la intención de enseñar el Dadá Europeo.  Diré,   que salió un poco escaldado de Europa y cuando llegó a New York , el ya era casi famoso. Duchamp fue participe de una exposición , en la cual  los artistas pagaban seis dólares para poder exponer su obra. Él, fue uno de los miembros fundadores y algo no le gustó en la organización. Duchamp presentó entonces “fontaine” bajo pseudónimo : un urinario como los que hay en cualquier WC público y que no pueden utilizarlo más que los hombres. Duchamp se limitó a comprar el objeto y presentarlo posado sobre su parte plana, de forma que pareciera “erecto”. Firmó como – R. Mutt -. Aunque la firma parece aludir a las figuras de comic “Mutt y Jeff” , y “R” significa “Richard”(en argot francés “persona rica”), la comisión de selección pensó sin duda en una broma de mal gusto. Pero Duchamp jugaba también con el nombre correcto de la empresa neoyorquina de loza sanitaria”Mott Works”, donde él había comprado el objeto. Simplemente había alterado un poco la ortografía, como era habitual en él  .

“Fontaine” jamás  fue exhibida en la exposición, pese a que R. Mutt había pagado los seis dólares. Ni siquiera figuró en el catálogo. Pero un coleccionista Walter Arensberg, le siguió el juego y se ofreció a comprar la obra para apoyar al artista, pero el objeto en sí estaba ilocalizable. Después de un cierto tiempo vino a reaparecer detrás de una pared, donde había estado durante todo el tiempo de la exposición.

Posteriormente se persuadió a un fotógrafo que hiciera la foto del incómodo objeto que apareció en el segundo número de la revista The Blind Man, una revista publicada por Duchamp, BeatriceWood y Roché. El caso de R.Mutt fue presentado allí como” ingeniosa invención”. 

Desde entonces Duchamp torció el balance evolutivo de las corrientes artísticas, dando a entender , que el arte , no es más que un producto -mental-. Un objeto encontrado por un artista, ya se puede considerar una obra de arte.

Los ready-made eran elementos creados para provocar, productos de un esfuerzo consciente para quebrar con cualquier tradición artística, para crear un nuevo estilo de arte: uno que atraiga a la mente y no a la vista, que estimule al espectador a participar y pensar.

Ahora podremos hacernos a la idea , cuando vayamos a una exposición y nos encontremos  con obras que carecen de trabajo , que solo veamos el objeto  y entre dentro de una gran polémica con  el espectador.

«Les he tirado a la cara  el orinal y ahora lo admiran por su belleza estética».  Marcel Duchamp

 

 

Etiquetas: , , , , , ,
  • Share this post:
  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • Digg

Leave a Reply


*